Reducir, Reciclar, Reutilizar ….

Reducir, Reciclar, Reutilizar ….

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

En unos momentos en que la Sociedad expresa un interés creciente en todo lo que le rodea y se preocupa por reducir el impacto ambiental de su día a día, los hábitos de consumo actuales parecen ir en contra. Quizás las informaciones parciales que nos llegan (o los intereses de otros) hacen que nuestras decisiones de consumo sean más emocionales y menos objetivas.

Como consumidores nos preocupa que cada vez mas los océanos, los ríos y el aire estén tan llenos de residuos hasta el punto que nos puedan afectar, ya no sólo el propio medio ambiente, si no además, nuestra salud.

…. pero no olvidemos el impacto que ya tenemos en el Mar Menor, en peligro por la contaminación procedente de la agricultura … El fitoplancton prolifera allí por el alto nivel de fertilizantes, nitratos y fosfatos que llegan procedentes del agricultura extensiva. O el crecimiento de las “islas” de residuo de plástico o el aumento de los nanoplàstics en los mares y en los peces que consumimos

…. y los episodios reiterativos de contaminación del aire, detectados en las grandes ciudades pero que, no olvidemos, compartimos con el resto del planeta …. La reducción progresiva de la capa de ozono, y por no extendernos Además, la emergencia climática que estamos sufriendo, que hace que aumenten las temperaturas en todo, suban los niveles del mar, y que la climatología se altere y sea más destructiva.

Como consumidores, elegimos la compra on-line, muy respetable, pero olvidamos que con este cambio de hábito, fomentamos el aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera (más actividades de transporte) y generamos aún más cantidad de envases que no se gestionan adecuadamente.

El problema no ha aparecido recientemente; llevamos toda nuestra existencia como especie, generando residuos y emisiones, con un impacto con crecimiento exponencial porque somos más personas en nuestro limitado planeta y para que nuestras actividades (las de las empresas y las de los individuos) son cada cuanto más invasivas. Lo importante ahora no se mirar atrás; lo importante es decidir cómo abordaremos nuestro futuro como especie.

Toda solución elegida, si no hacemos un análisis a fondo, puede llevar mover el problema a otro lugar: desperdiciamos alimentos, aumentan el residuos de materia orgánica en el medio, aumento de emisiones a la atmósfera. El problema global obliga a coordinar esfuerzos: administración (forzar el avance tecnológico) las empresas (reducir sus impactos y compensarlas) y las personas (exigir información veraz y completa).

Comparto experiencias de diferente empresas, mayoritariamente del sector plástico (envases entre otros), aunque también del sector papel y cartón y sector industrial en general. En la industria del sector plástico a esta la ha cogido con el pie cruzado, pues por un tema absolutamente económico y de rendimientos, la gestión de sus residuos de proceso ya hace tiempo están minimizados (la merma de proceso se coste económico). Lo que pasa es que en lugar de mirarse el ombligo, deberían haber mirado el conjunto de su actividad (otros residuos, emisiones y vertidos) y el impacto potencial de su producto o servido una vez se entregado al consumidor. Y aquí, hasta ahora, predominaba la decisión que hacía más atractivo al consumidor, sin pensar que este va valorando otros aspectos como la sostenibilidad medioambiental.

Así, el futuro en las empresas es hacer un autoanálisis de su impacto, y reducirlo o compensarlo hasta conseguir el balance “cero”: analizar su “huella de carbono” (de producto y de actividad de empresa) y “su huella hídrica” (agua como recurso) …. la solución es implementar efectivamente la Economía Circular para facilitar una gestión de residuos más efectiva y para motivar al consumidor a colaborar en su disposición.

Para ello, por parte de las empresas tendremos que optimizar el uso de todos los materiales pensando en su Ciclo de Vida y todo los que es más simple es más fácil de manejar. Reducir los materiales (utilizar el más adecuado y en las cantidades que sean necesarias), recuperar materiales (las fuentes de materiales como los bosques, el petróleo, etc …. son bienes limitados) y reutilizar los productos (apartarnos de los productos de un solo uso) en su optima combinación, ayudará a actuar racionalmente. Y en paralelo, la administración y el conjunto de las personas harán su trabajo.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca