Europa normaliza los productos cosméticos

Europa normaliza los productos cosméticos

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La entrada en vigor del Reglamento Europeo (CE) 1223/2009 (ver link) sobre los productos cosméticos, en vigor desde el pasado 11 de enero de 2010, y de total y obligatorio cumplimiento a partir del 11 de julio de 2013, proporciona un marco legislativo homogéneo y actualizado de este sector, dentro de la Comunidad Europea.

Este Reglamento establece las normas que deben cumplir todos los productos cosméticos comercializados, a fin de velar por el funcionamiento del mercado interior y conseguir un alto nivel de protección de la salud humana. En este sentido, este reglamento afecta a todo fabricante que comercialice sus productos dentro de la CEE, así como los distribuidores y importadores que comercialicen en la CEE los productos fabricados por terceros.

Se entiende con Producto Cosmético toda sustancia o mezcla destinada a ponerse en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, capilar, ….) o con los dientes y las mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumar, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales.

De entre los diferentes aspectos que quedan definidos (seguridad, responsabilidad y libre circulación; restricciones de sustancias; evaluación de la seguridad, expediente información de producto y notificación; sobre la experimentación con animales; información al consumidor; vigilancia del mercado; incumplimiento, cláusula de salvaguarda y cooperación administrativa) queremos remarcar la necesidad de fabricar estos productos conforme a las buenas prácticas de fabricación (GMP), ajustados a las normas armonizadas pertinentes y publicadas en el Diario Oficial de la UE. La adecuación de su organización a la norma UNE-EN ISO 22716: 2008 “Productos cosméticos. Buenas prácticas de fabricación (BPF). Guía de buenas prácticas de fabricación (ISO 22716: 2007) “y el mantenimiento del mismo, le permite asegurar la continuidad de su negocio a corto plazo.

Disponer de la ISO 22716 y reconocida por terceros, independientes, se ha vuelto un aspecto estratégico y crítico, que hay que cumplir con fecha límite julio 2013. Mantener Sistemas de Gestión cada vez se vuelve más compleja y que hay que contar con soporte técnico altamente cualificado y experto, optimizando las inversiones iniciales y ajustando los costes de la organización.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca